Reto número 15:

¿Qué llevas en los puños cuando corres?

Lo agarramos todo fuertemente, con miedo a que se escape; retenemos hasta las preocupaciones saboreando su dulce néctar, recreamos lentamente la rabia y la melancolía dejando que ésta se afinque en nuestra vida y expulse gota a gota, de cada célula, la alegría. ¿Qué sucede cuando relajamos las manos y soltamos los puños?
  • Desaparece la tensión de las cervicales
  • La mandíbula se descontrae
  • El mal humor se va filtrando poco a poco entre los dedos
  • Ahorramos energía para el movimiento.
  • Se abre camino la sonrisa del Runner
Trota con los puños abiertos dispuestos a absorber la energía del entorno, será una ganancia secundaria, evitando que el mal humor devore ni una gota de  la que queremos proyectar en el Running Visualizaciones: Os sugiero dos opciones para reproducir en vuestro Running:
  1. Imaginad que lleváis un pajarito en las palmas de vuestras manos y le sujetáis su cabecita suavemente con el dedo gordo para no machacarlo
  2. Imaginad que sostenéis una bolsa de patatas fritas tratando de evitar que se transformen en trizas.
Tiendas las manos y disfruta, estamos en Walden, donde el Running es #Runfulness, una forma más eficiente de correr. Elige:       Pajarito o bolsa de patatas fritas 😉