Reto número 3:

Organos implicados en la Respiración

La Nariz y la  boca ¿Es antinatural respirar por la nariz? Si lo fuera porqué tenemos esa segunda opción Y si voy un poco más allá, os planteo esta pregunta ¿Porqué el instinto al bostezar nos hace abrir la boca como un hipopótamo ? La respuesta es la siguiente: el cerebro manda un SOS a la respiración al percibir señales de falta de energía por aburrimiento o sueño. La tráquea Suele haber pérdidas en la boca durante el recorrido del aire hacia la tráquea. ¿Cómo llegue allí suavemente sin que se entretenga a charlar con el paladar, la campanilla e incluso remolonea por los dientes. El abdomen Al respirar el aire podemos dirigirlo de modo inconsciente a tres zonas: 1º.- Al pecho. Los ataques de ansiedad van acompañados de esta respiración agitada. Respiraríamos como los sapos, abultando el pecho. 2º.- Al diafragma El oxígeno se detiene en el esternón. Llenaríamos sólo dos terceras partes de los pulmones. 3º. Al abdomen. El esternón desciende permitiendo la apertura total de los pulmones.  El resultado será la mayor eficiencia energética. ¿Cómo entreno esta Respiración? Entrando primero la mente a través de las visualizaciones. La realidad se proyecta dos veces. Primero en el interior y luego el instinto la perseguirá su proyección exterior A.- Imaginamos el oxígeno depositado en el abdomen. B.- Suavemente aceleramos el proceso con llevando nuestra intención. C.- Finalmente ocurrirá sin más porque donde ponemos la intención llega la flecha. Recrea la respiración abdominal en la imaginación y luego actúa. La ejecución debe fluir de modo espontáneo, sin forzar. Runfulness se aleja de la premisa de “Try Hard” y lo conseguirás. Delegamos la responsabilidad del cumplimiento a las neuronas espejo. Entrenadlo, entrenadlo y entrenadlo: Sentados, acostados, en el coche, en el autobús, en el metro y caminando